Skip to content

Redefiniendo la filosofía del posicionamiento en buscadores (SEO)

Recientemente comentaba con un conocido a cerca de la validez de la inversión en SEO, su argumento era que el SEO ‘vende humo’, sólo hacía falta ver que al buscar ‘SEO’ en Google el primer resultado es la Sociedad Española de Ornitología. Su otro argumento era como se podía posicionar 1000 supuestos clientes propietarios de una tintorería para el término ‘tintorería’… si sólo había 10 puestos en la primera página ¿Como iba a vender el primer puesto 1000 veces? Creo que es un razonamiento muy común y extendido y como profesionales de este ámbito debemos empezar a cambiar.

1- Un buen SEO no vende primeras posiciones ¿Pero primera posición para qué?. Un buen SEO vende conversiones, ventas y consecución de objetivos estratégicos de la empresa. Las primeras posiciones ayudan si el tráfico proviniente convierte, con lo cual la labor importante no está en posicionar primero, sino sabe para qué posicionar.

2- Siguiendo con el punto anterior, existen nichos potenciales para esos 1000 clientes. ¿Cuál es la validez de aparecer primero para el búsqueda ‘Tintorería’ para una búsqueda realizada en Colombia si tu empresa está localizada en Barcelona? Eso más que una conversión, es un gasto innecesario. Hay que formar al cliente, ayudarle a definir su area de negocio de manera concreta, buscar nichos y concretar un público objetivo.

3- Integrar la estrategia SEO con el resto de la comunicación online. El SEO no es una herramienta independiente, sino que trabaja dentro del plan de comunicación global que la empresa haya establecido (programas de afiliados, publicidad en buscadores, publicidad en webs…).

4- Un buen SEO mide y analiza todos los datos. Todo este proceso se realiza en función a conversiones, no en términos generales de tráfico (a excepción de que este sea el objetivo). Dicho análisis se plasmará en informes que serán presentados al cliente y que determinarán una serie de acciones a implementar (Keyword research, recomendaciones a editores, mejoras en la estructura del site, nuevas áreas de negocio…).

Dicho análisis ha de justicar el gasto en SEO proporcionando de manera clara el ROI (Retorno de Inversión) que los esfuerzos en este áraea han proporcionado.

5- Un buen SEO forma a sus clientes, le muestra como anticiparse a su competencia, que areas del negocio son más rentables y que ‘nichos’ de negocio existen.

Y además de todo eso, sí, un SEO ha de saber programar, analizar el código de su página, conseguir backlinks y dar de alta en directorios… pero eso es algo que todos tenemos presente, pero no la visión estratégica que al final es la que justifica de verdad la inversión en SEO.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *