Skip to content

El futuro de las redes sociales. Más allá del 2008.

Social graph

El 2008 ha sido el año de las redes sociales, de su consolidación (Tuenti, Facebook, Myspace..,) y sobre todo el de la inversión en ellas, el año en que el punto de mira de las estrategias de comunicación online se han puesto sobre ellas, ya sea invirtiendo en redes generalistas, específicas o desarrollando redes propias.

Pero sin duda resulta sólo en principio y las posibilidades que se abren con la creación de este ‘social graph’ son enormes.

No cabe duda que la información que existe ahora mismo en la red sobre nosotros representa mejor que ninguna otra cosa como queremos que nos vean, nuestros gustos, amigos, aficiones, datos sociodemográficos, hasta la situación geográfica en cada momento.

El análisis y utilización de dicha información por parte de diferentes empresas y organizaciones puede llevar a una relación totalmente diferente, una relación donde la publicidad pasa a ser información y la relevancia es total.

Estamos generando una gran capa de datos personales, que nos definen y cuyo uso puede transformar la manera en que nos relacionamos tanto entre nosotros como con las empresas.

Siempre existen los ‘agoreros’ que hablan del ‘Gran Hermano’ y de la vulneración de la privacidad. Sobre este punto añadir:

– El proceso se debe basar en un previo consentimiento del usuario en decidir que partes quiere ‘compartir’ y con ‘quien’.

– Las nuevas generaciones dicen que hacen en Twitter, comparten fotos en Facebook y muestran lo que escuchan en Last.fm ¿Quién está realmente preocupado por la privacidad?

Errores y abusos existen (Facebook Beacon, Phorm y BT) pero la respuesta de la comunidad ante prácticas abusivas no cesará, y los excesos no deben impedirnos ver las ventajas.

Un ejemplo sobre como abrir nuestra ‘gráfico social’ a una red más amplia (en este caso empresas) se muestra en esta genial presentación ‘opening the social graph’ y creo que se aleja mucho del gran hermano para trascender a una relación más relevante, donde la publicidad se convierte en información debido a esa relevancia.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *