Skip to content

Coronavirus: el cisne negro golpea de nuevo

Ya he hablado en este blog de los cisnes negros y que duda cabe que lo que estamos viviendo en la actualidad fruto del Coronavirus (aka Covid-19) es un cisne negro en todo regla: no sabemos predecir, lo que no sabemos es más importante que lo que sabemos, que nuestro mundo se rige más por fenómenos inesperados que por los sucesos normales, que avanzamos a saltos y no de forma gradual. Estos tiempos vuelven a poner de manifiesto la importancia de estos fenómenos, nuestra ignorancia y lo poco que hemos aprendido sobre esto en el pasado.

Por ejemplo, lo poco que podemos fiarnos de los «expertos», «gurús» y demás visionarios, desde el «España no va a tener, como mucho, más allá de algún caso diagnosticado» de Fernando Simón o las diferentes expertos previsiones de que no habrá recesión en 2020, por poner algunos ejemplos de previsiones que a día de hoy, con lo que ahora sabemos no tienen ningún sentido, pero ojo que no es que estos expertos sean menos listos que tú, es algo inherente a nuestra naturaleza, tú habrías hecho lo mismo, de hecho has actuado como ellos, funcionamos de manera causal cuando el futuro es azoroso e impredecible, no es que nuestros políticos, economistas, expertos sanitarios sean un desastre, sino que como especie somos así; causales y secuenciales, incapaces de entender nuestro mundo se rige por reglas extremas y exponenciales y no por reglas estadísticas de Pareto.

Pues bien, si el Cisne Negro vuelve a estar vigente más que nunca, convendría refrescar que aprendizajes podemos tener ¿Qué podemos hacer o aprender ante estos momentos? ¿Qué nos enseñan estos saltos abruptos que marcan nuestro designios?… bien una puede pensar que si no hemos aprendido nada durante este tiempo, esto tampoco nos servirá mucho, pero vamos a intentarlo.

  • El azar y la serendipia solo aparecen con el movimiento. Quien montó una web de jamones, quien creo una APP de fitness en casa, quien tenía una web de recetas, quien apostó por la formación online todos ellos se estaban moviendo, avanzando y gracias a ese movimiento han podido subirse a una ola que les ha hecho crecer y crecer. Estar parado no es una opción.
  • Siempre hay un factor suerte. Ahora bien ¿qué tienen de diferentes quienes montaron programas de formación online y de fitness en casa con quienes montar un negocio del alquiler de vehículos o un negocio para poner con contacto online a compradores y vendedores de casas? En verdad solo les diferencia la suerte, ambos grupos apostaron por la digitalización, por seguir moviéndose, por innovar, pero la suerte les hizo ganar a unos y perder a otros.
  • De la frustración a la adaptación. Pues si, es lo que hay, la suerte juega un papel fundamental y algunas veces la tendremos y otras no, es algo que lo que tenemos que vivir, es impepinable, así que mejor digerirlo y seguir avanzando a caer en la queja y en la frustración.
  • No poner todos los huevos en la misma cesta. Diversifica, siguen en movimiento, pruebas nuevas vías, nuevos modelos, cuanto más pruebes más posibilidades hay de que te encuentre la serendipia, es decir, el descubrimiento por azar, la historia está llena de ejemplos de estos descubrimientos: el descubrimiento de América, los rayos X, la penicilina no fueron más que descubrimientos por error… nunca se sabe cuando puede venir tu golpe de suerte.
  • Las previsiones están para olvidarse de ellas. ¿De qué nos han servido este año todas nuestras planificaciones, todos nuestros objetivos, todas nuestras proyecciones numéricas? Puedes planificar, pero siempre será más importante la capacidad que tengas de reacciones, de adaptarte, de ser flexible y adaptable.
  • Se consciente de tu fragilidad. Solo de esta manera tendrás el ADN para enfrentarte a este mundo de cambio inesperado, vive al día, estate preparado para cambiar, para saber que te puedes quedar sin trabajo en cualquier momento, que cuando las cosas vayan mal, saber que la suerte puede cambiar en cualquier momento y al contrario.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *